A propósito de textos diplomáticos

Hoy más que nunca antes, la diplomacia como instrumento de ejecución por excelencia de la política exterior (del Estado), demanda un manejo “inteligente, cuidadoso y oportuno”.

En tal contexto, no sería ocioso recordar que existe “un estilo diplomático” de redacción, que debe observarse en textos de esta naturaleza, tanto en el fondo como en la forma, y que tiene aplicación en cualquier idioma. En tal propósito, resulta esencial que los ejecutores de la diplomacia estén suficientemente familiarizados con el vocabulario técnico..

Embajador Morales Lama Dicta Conferencia Magistral en México

El embajador Manuel Morales Lama fue invitado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para impartir la Conferencia Magistral: "El Papel de la Diplomacia en las Relaciones Internacionales Contemporáneas”.

La actividad, coordinada por la Dra. Nuria González Martín, Investigadora Titular del citado Instituto, tuvo lugar el jueves 6 de diciembre del 2018, en el Aula Reforma Política de 1977, en la sede de ese Instituto de Investigaciones Jurídicas.

El beneplácito en diplomacia hoy

En el ámbito de las relaciones diplomáticas contemporáneas, la decisión de escoger al Embajador que representará a su país ante otro, depende exclusivamente del Estado que le confía tal responsabilidad. Sin embargo,  para ello este debe contar, antes de su designación, con “el asentimiento” (beneplácito, plácet o “agrément”) del Estado que va a recibirlo. Así se establece en la Convención (o Convenio) de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. (Art. 4, párrafo 1).

Multilateralidad diplomática hoy

La implementación y el desarrollo del “multilateralismo” es un significativo rasgo de nuestro tiempo: amplía los horizontes de la acción diplomática, propiciando la obtención de esfuerzos concertados para enfrentar cuestiones esenciales que así lo ameriten “en el mundo que nos ha tocado vivir”.

El “multilateralismo” resulta ser uno de los vehículos privilegiados para la efectiva comunicación entre los estados, facilitando “múltiples escenarios y foros de negociación simultáneos”, en los diversos ámbitos, y fomentando el fundamental desarrollo de  la cooperación.

Embajadores “en propiedad”

El “vocablo” Embajador tiene múltiples acepciones, pero es precisamente en el ámbito de las relaciones diplomáticas donde adquiere “un contenido específico”. En ese contexto, los Embajadores han sido históricamente, y siguen siéndolo hoy, en esencia “missi”, es decir enviados.

Actualmente, el uso del “título” de Embajador se considera debidamente aplicado cuando está sustentado en normas convencionales y legislaciones nacionales al respecto, y conforme a los usos establecidos en el derecho internacional público y en el derecho diplomático.