Capacitación en la diplomacia de hoy

Capacitación en la diplomacia de hoy
MANUEL MORALES LAMA

Las relaciones internacionales han adquirido una importancia trascendental para los Estados, sobre todo teniendo en cuenta que la política exterior ha sido establecida como parte fundamental del Proyecto Nacional de Desarrollo de un signifi cativo número de países.

En este escenario, resulta esencial que al ejercicio apropiado de la diplomacia (instrumento fundamental de ejecución de la política exterior) se le conceda el manejo eminentemente profesional que amerita, de forma tal, que permita a los agentes diplomáticos aprovechar las oportunidades de la manera más conveniente, y enfrentar adecuadamente los desafíos y riesgos que plantea el entorno internacional actual, en función de los respectivos intereses nacionales del Estado que representan.

Una de las medidas más destacadas entre las adoptadas por los Estados en aras de afrontar con efectividad tal situación, es potenciar el papel de los centros académicos de capacitación de los Ministerios de Relaciones Exteriores como sus órganos formativos y forjadores, en gran medida, de sus respectivas carreras diplomáticas.

En República Dominicana, el Instituto de Educación Superior en Formación Diplomática y Consular (INESDYC), órgano formativo del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), tiene el deber principal de asumir “metódicamente” la responsabilidad de formar, especializar, y periódicamente actualizar, a sus recursos humanos, tanto de Cancillería como del Servicio Exterior.

 

Labor que se realiza en el marco de la Diplomacia para los Nuevos Tiempos que desarrolla el MIREX, en función de las Metas Presidenciales y de la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Asimismo, el INESDYC ofrece su labor de capacitación y formación a las demás entidades públicas y otras instituciones nacionales, “dentro del marco de su especialidad”, pudiendo incluir la participación de estudiantes extranjeros en sus programas académicos, siempre en el contexto de la oferta de cooperación de la República Dominicana.

Es por todo lo antes señalado, que puede considerarse vital para la formación diplomática en la República Dominicana el inicio formal, a principios del pasado mes de agosto, de un Proyecto de Innovación Educativa, enfocado específi camente a la educación virtual, para asegurar la continua formación de los funcionarios del Servicio Exterior.

En la misma dirección, en consonancia con la gran importancia que han adquirido los asuntos económicos y comerciales en la política exterior del Estado dominicano, está pautado el inicio de una nueva versión de la Especialidad en Diplomacia Comercial, con nuevos aportes, muy necesarios para potenciar su efectividad.

A la vez, se llevarán a cabo los trámites requeridos en el Ministerio de Educación Superior, para elevar el nivel de esa especialidad al grado de maestría, con un programa debidamente fundamentado, para su implementación el próximo año.

Procede precisar que los funcionarios que hayan cursado dicha especialidad, siempre que cumplan con los requerimientos para tal fi n, pudieran optar por el título de Maestría en Diplomacia Comercial.

En lo relativo al Curso Regular de Capacitación para los Nuevos Designados, cabe señalar que este se ha reformulado, y actualizado, enfocándose preminentemente en los deberes y derechos del funcionario en el ámbito internacional, y en otros aspectos que tienen la fi nalidad de lograr un desempeño efi ciente, en el sentido de salvaguardar y promover los intereses nacionales, haciendo especial énfasis en los asuntos económicos y comerciales, y en la protección de los nacionales en el exterior. Del mismo modo, fomenta el sentido de responsabilidad en la gestión y refuerza los conocimientos del funcionario en técnicas de negociación, por ser “el eje nodal de toda actividad diplomática”.

Otro aspecto de vital importancia en esta labor, siguiendo las directrices correspondientes, es la indispensable enseñanza de idiomas en esta institución, ampliándose la oferta hasta abarcar en la actualidad los siguientes: francés, inglés, portugués, alemán, mandarín, árabe y creole.

Como es evidente, entre las responsabilidades ineludibles de este Instituto se ha establecido entrenar, con el esmero que demanda, a los aspirantes a ingresar en la carrera diplomática, tal como tienen la obligación de hacerlo las instituciones de ese carácter en cada nación, en la medida de los intereses del Estado.

En ese orden, en apoyo del desarrollo institucional y de la “profesionalización de la carrera diplomática”, como parte esencial de ello, se imparte la Maestría en Diplomacia y Servicio Consular. Cabe destacar que los participantes en esta maestría son sometidos a un riguroso concurso público para su admisión, el cual incluye, entre otros aspectos, evaluaciones de un segundo idioma, conocimiento de la historia y cultura dominicanas, pruebas psicológicas y entrevistas de panel.

Es oportuno resaltar, fi nalmente, que en el campo de la educación continua se desarrollan “constantemente” diplomados, cursos y seminarios, conforme a la planifi cación establecida y en diversos temas, que se establecen en base a los requerimientos contemporáneos y respondiendo a la obligación de esta Institución, en el sentido de lo antes señalado, es decir, formar, especializar y actualizar. Sus programas, bien fundamentados, son impartidos por docentes nacionales y extranjeros rigurosamente seleccionados.

Estos últimos, en su gran mayoría, son facilitados por la cooperación internacional, en base a acuerdos concertados en el marco de la Diplomacia para los Nuevos Tiempos que se ha propuesto desarrollar la actual gestión de este Ministerio.